Una colombiana será la encargada de la misión Artemis II

 



La ingeniera colombiana Lili Villarreal es la nueva directora de aterrizaje y recuperación de nave Artemis II, misión que busca regresar a la Luna.

 


El programa Artemis de la NASA, que busca el regreso del ser humano a la Luna, designó a la ingeniera colombiana Lili Villarreal como la encargada de recuperar en el mar la cápsula de la misión Artemis II a su regreso a la Tierra, informó ayer la agencia estadounidense.

La NASA designó a Villarreal, de 48 años y nacida en Cartagena, como la nueva directora de aterrizaje y recuperación de nave en el programa Artemis II.

La experta explicó que en su nuevo cargo es la “responsable por la seguridad de la tripulación y también por la seguridad de todas las personas que ayudan a recuperar la tripulación”.

Villarreal, quien desde pequeña se sintió fascinada por la exploración espacial, subrayó que cuando le ofrecieron este puesto lo pensó muy bien pues “es una tarea excitante y gratificante, pero que viene con una responsabilidad significativa”.

En diciembre pasado finalizó con éxito la misión no tripulada Artemis I con el regreso de la nave “Orión”, tras 25 días de viaje y circunnavegación de la Luna.

En Artemis II, cuatro astronautas volarán alrededor de la Luna en una prueba de la NASA de las capacidades humanas para la exploración en el espacio profundo.

Será la primera vez que el cohete y la cápsula “Orión” harán esa travesía con tripulación humana.

Según un comunicado de la NASA, Villarreal visitó a los siete años con su familia el Centro Espacial Kennedy en Florida, donde ahora es directora de programa. “Yo no sabía qué era el espacio hasta que vine al centro para visitantes y vimos de cerca los cohetes exhibidos y los trajes espaciales”, relató.

“No podía creer que nosotros, la humanidad, hubiese logrado eso”.

“Me dije eso es lo que quiero hacer”, añadió Villarreal, quien se graduó en Ciencias y es maestra en Ingeniería Aeroespacial por el Instituto Georgia de Tecnología.

Villarreal, quien vive con su esposo e hijo en Melbourne (Florida), fue subdirectora de la misión Artemis I, responsable de la integración, ensamblado y prueba del cohete y “Orión” antes de que se llevara el conjunto a la rampa de lanzamiento.